Nuestro Dios nos abraza llenando de mucha alegría nuestra tierra pinolera, El siempre nos da más de lo que nosotros podemos pedir e imaginar. Nuestro inicio de verano espiritual, expulsando el confort reta el corazón de nuestra congregación, trimestre extremo mas allá de lo normal es la misión a cumplir de la mano de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s